¿ En una palabra ? – Emotiva

Esa es la palabra que define por completo, el enlace que pudimos vivir este sábado con Sandra y David, en Alzira y Algemesí.

David, nos recibió de buena mañana, muy nervioso, tanto, que no había podido dormir bien esa noche, pero en cuanto se enfundó su traje y zapatos, se le pasaron todos los males, poco a poco le fue cogiendo el gustillo a eso de… casarse.

En seguida, su familia fue llegando y haciendole compañía, sus dulces sobrinos, le dieron un toque mas de elegancia al día con esas pajaritas que lucían, sus preciosas hermanas, aportaron glamour, sus padres, la chispa de la vida, y sus amigos y cuñado… como no, las cervezas.

Sandra nos esperaba en casa, con su madre y su hermana, quienes le ayudaron a ponerse su precioso vestido de boda. Después se sumaron a la fiesta, el resto de su familia, y poco a poco fueron llegando también sus amigas, 4, 5 mas, otras 4, y 3 mas… no sabemos cuantas eran, pero seguro que fueron todas, la casa estaba llena de alegría.

El camino hacia la iglesia, lo hizo Sandra, caminando, hasta cortaron la calle al trafico de tanta gente que la acompañaba hacia el altar.

Ahí le esperaba David, con los ojos vidriosos, apunto de saltarle las lagrimas de emoción, de ver a su preciosa mujer, caminando hacia él.

Fue una preciosa ceremonia, emotiva con cada gesto de los novios, hasta el final, que con las bonitas palabras que les dedicó una familiar de los novios, emocionaron a Sandra y David.

El banquete, en el salón La Cotonera, estuvo lleno de alegría y felicidad, que buen ambiente provocaron todos los invitados, daba gusto estar entre ellos!

Y con este same day edit que editamos durante la comida, ponemos punto y… seguido a esta emotiva historia de amor, entre Sandra y David.

Que seáis muy felices, y gracias por darnos la oportunidad de contar vuestra historia a través de nuestra mirada.

Helio Mora